Como podemos distinguir el amor y el mal de amores

Rate this post

Como podemos distinguir el amor y el mal de amores

Se padece demasiado por amor, esa es la verdad aun los que se jactan de estar de manera perfecta acoplados a su pareja, en lo pero oculto de su ser en ocasiones cobijan dudas, inseguridades o bien pequeños temores anticipatorios con respecto a su futuro cariñoso. Jamás se sabe. Quien no a sufrido alguna ves por estar con la persona equivocada, por sentir un bajonazo en el deseo o bien sencillamente por la caricia que jamás llego? No hay solamente hipersensible que el amor, solamente arrebatador, solamente vital. Abandonar a él es vivir menos o bien no vivir.

pareja-feliz

El amor es múltiple. La experiencia cariñosa esta formada por un conjunto de variables que se entrelazan de forma compleja. Sin duda, sentir el amor es más simple que explicarlo por el hecho de que absolutamente nadie nos ha educado para querer y ser amados, por lo menos de forma explicita. El cariño en prácticamente todas sus formas, nos embiste y trasciende. Se me afirmará que el amor no es para comprenderlo sino más bien para sentirlo y gozarlo y que el romanticismo no aguanta ningún género de lógica: solamente equivocado. La actividad sentimentalista, aparte de ingenua, es peligrosa, en tanto que unas de las primordiales causas del mal de amores nace exactamente de las opiniones irracionales y poco realista que hemos elaborado sobre el aprecio durante nuestra vida. Las concepciones erradas del amor son unas de las primordiales fuentes de sufrimiento cariñoso.

Que deseamos decir cuando charlamos de amor o bien cuando afirmamos que estamos enamorados? Usamos como sinónimos de amor un sinnúmero de palabras que no significan lo mismo: pasión, ternura, amigad, erotismo, apego, enamoramiento, simpatía, aprecio, compasión, deseo y expresiones por el estilo. No hemos podido especificar que es el amor ni aunar su terminología. Para ciertos, querer es sentir pasión, para otros, amor y amigad son exactamente la misma cosa, y no pocos asocian el amor a la compasión o bien a la entrega total y desinteresada. Mas, quien lleva razón? los que defienden el sexo, los que defienden el compañerismo o bien los que creen que el auténtico amor es un hecho espiritual?

Conforme con los pensadores Comte-Sponville y Gution, entre otros muchos, creo que el amor podría estudiarse desde 3 dimensiones básicas. Cuando estos elementos consiguen acoplarse de forma conveniente, afirmamos que estamos en presencia de un amor unificado y funcional. Conforme con sus raíces griegas, los nombres que reciben estos 3 “amores” son: eros (El amor que toma y se satisface), philia (El amor que comparte y se alegra) y ágape (El amor que da y se compadece).

También la podemos clasificar como una estructura tripartita afín del amor: Amor tipo I (Más sensible) referido al enamoramiento, Tipo II (Más cognitivo/racional) referido al amor conyugal y Tipo III (Más biológico) relacionado con el amor material. No obstante, la nueva clasificación arriba propuesta es más completa y rica en conceptos, más aplicable a la vida práctica y más sostenida.

SI REQUIERES MAS INFORMACION REPORTES  O VIDEOS GRATUITOS  DA CLICK AQUÍ




Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
This site uses cookies. Find out more about this site’s cookies.